Una de las elecciones más complicadas de los preparativos de la boda es sin duda encontrar el lugar perfecto para la ceremonia. Pero todavía es más importante dar con el menú que mejor se adapte a vuestras necesidades. Aquí tenéis algunos consejos. Leer este artículo que nos llega desde bodas.net

Ya habéis encontrado el lugar de vuestros sueños para el banquete de la boda. Ahora solo queda elegir un menú que haga que ese día sea aún más inolvidable, no solo para vosotros, sino también para los invitados. No perdáis detalle de los consejos que os ofrecemos:

Tenéis que saber el número aproximado de invitados que acudirán a la ceremonia. En función de las personas que asistan puede que haya platos difíciles de preparar y servir.

Os recomendamos que además del banquete ofrezcáis un cóctel para vuestros invitados, así nadie se cansará esperando a que lleguéis de la sesión de fotos. Eso sí, tened en cuenta que si el cóctel es demasiado copioso, deberéis elegir un menú más ligero o la mayor parte se quedará en el plato.

Dependiendo de si será comida o cena existen recetas más apropiadas que otras. Recuerda que por la noche siempre apetecen platos más ligeros que al mediodía.

La estación del año también influye en nuestro apetito. En los meses más calurosos es conveniente pensar en un menú más refrescante que el que sería propio de la época invernal.

Todos los productos deben ser de primera calidad. Se trata de uno de los días más felices de vuestras vidas y la comida tiene que estar a la altura.

Pensad en platos que sean del agrado de la mayoría de los invitados. Todos sabemos que existen ciertos alimentos que suelen gustar a poca gente. Evita incluirlos en el menú si no quieres que los platos vuelvan llenos a la cocina.

Planteaos la idea de elaborar un menú infantil. Los niños no aceptan comidas tan elaboradas y con tantos ingredientes. Pensad en algo más sencillo para que disfruten del banquete o si no tenedlos en cuenta a la hora de escoger el menú general.

Si seguís todos estos consejos seguro que todo el mundo recordará vuestro gran día no solo por lo felices que estabais, sino que también por lo bien que comieron.