Elegir un fotógrafo para el día de vuestra  boda es una de las tareas más importantes que vais a tener que realizar para ese gran día.
Y la elección tiene que ser  pensada y meditada  profundamente ya que el fotógrafo elegido será el que plasme de por vida vuestro enlace, será uno de los pocos recuerdo permanentes que os va a quedar del día mas importante de vuestras vidas como pareja.
Como introducción hablemos un poco de:

MI PRIMO QUE SE COMPRÓ UNA CAMARA CARÍSIMA
Algún familiar o amigo con una buena cámara de fotos se ofrece (o los novios le piden) para realizar el reportaje de boda. De esta manera los novios se ahorran dinero y el invitado se ahorra el regalo. A menos que se tenga la fortuna de que el invitado sea fotógrafo profesional (es decir que viva de eso) el resultado puede ser catastrófico.
El amigo "fotógrafo" no conoce los momentos importantes de una ceremonia, no sabe dirigir a los novios en las fotos de exteriores, si surge algún imprevisto no sabe cómo tranquilizarlos, no conoce de composición ni de encuadres, tampoco de iluminación ni sabe captar las mejores expresiones de los novios y los invitados; y eso sumado a que es muy probable que no conozca su cámara al 100%. En resumen, por más que tu amigo tenga una cámara de 3000€ y toda la buena intención del mundo es muy probable que te haga un reportaje lamentable (con suerte muy mediocre) y os arrepintáis por el resto de vuestra vida y además a tu amigo le fastidies el coctel ,el banquete y toda la fiesta. Sin por último comentar que no beba de mas (por que en el fondo es un invitado) y se olvide de fotografiar parte del coctel y el banquete.
Dejemos a nuestro amigo disfrutar de la boda en paz y ahora unos consejos a tener en cuenta a la hora de elegir un fotógrafo profesional.

1. Que os guste su trabajo.
Parece obvio este consejo pero cada fotógrafo tiene su estilo y lo fundamental es que nos debe gustar su trabajo ya que de esa forma sabremos que nuestra reportaje saldrá como hemos soñado. Mira sus Web, para hacerte de una idea de su forma de trabajo.

2. Precio razonable.
Un trabajo que os guste tiene que ir acompañado de un precio razonable. No siempre lo muy caro es lo mejor ni lo barato es lo peor, pero eso sí, si es muy barato desconfiar!!!!! O recién está comenzando y no tiene mucha experiencia o tendrá que ir a más de una boda por día con lo cual no le dedicará a tu boda el tiempo y el respeto profesional que se merece.
Ningún profesional puede dar un trabajo correcto, dedicarle todo el día a vuestra boda, con un trabajo de post producción elaborado ; pagar impuestos, renovar equipo periódicamente para brindar mejor calidad, y poder dedicarle todo su tiempo si cobra muy barato.
Desconfiar también de aquellos con un amplio abanico de precios, porque es probable que si le contratáis una boda muy barata y le surja posteriormente una boda más rentable, os envíe a algún asistente a realizarla.

3. Fotógrafos a tiempo completo.
Que viva de la fotografía, que tenga estudio propio y que esté dado de alta como profesional y en la Seguridad Social son señales de un buen profesional que no te va a defraudar. No te cortes en preguntar estas cuestiones, que aunque no son netamente fotográficas indican a la calidad del profesional.

4. Mira trabajos completos.
En la reunión que tengáis con el fotógrafo pídele que te enseñe trabajos completos, es decir, reportajes de bodas enteras desde el comienzo hasta el final así podrás ver la calidad del trabajo completo y darte una idea de cómo podrá ser el tuyo. Todos los fotógrafos pueden hacer un par de fotos buenas por boda, pero no todos pueden hacer un reportaje completo impactante y coherente.

5. Álbunes y extras
Mira la calidad de los álbumes, si los diseñan con plantillas estandarizadas o si los realizan cada uno diseñándolos personalizados. Pregunta por todos los extras que pueden estar incluido o no.

6. Vídeo
Si vais a contratar vídeo, preguntad si también lo realizan ellos, lo tercerizan o simplemente no ofrecen ese servicio. Aunque no es imprescindible siempre es mejor que lo realicen en el mismo estudio ya que hay mas coordinación entre el fotógrafo y el videógrafo. De otra manera puede haber una falta de sincronía entre profesionales que pueda generar algún problema en el desarrollo del trabajo y en el resultado final.

7. Contrato
Exige que te realice un contrato de servicios en donde quede detallado todo los servicios contratados y su compromiso a realizarlos. Un fotógrafo suele contratarse con tiempo y es mejor dejarlo todo por escrito para que no haya malentendidos.



8. Plazos de entrega
Preguntad cuánto tarda en enseñaros el álbum o las fotos. Si os enseña el trabajo antes de imprimirlo o no os deja opción a elegir las fotos. Es conveniente que el plazo de entrega figure en el contrato así os aseguráis que se va a cumplir con los tiempos. Aquí también no os confundáis en que mas es mejor, un tiempo de entrega muy largo no es señal de mejor calidad, simplemente o se es lento al retocar las imágenes por falta de conocimientos informáticos o no se le da prioridad a vuestro reportaje de boda. Lo normal para enseñar las fotos para un álbum tradicional es un mes a mes y medio, y para uno digital entre 3 y 4 meses. Con lo cual, deberíais tener vuestro trabajo entregado entre los 2 a 5 meses como máximo, dependiendo del tipo de álbum.

9. Entrega de originales
Te entrega todos los originales, solo con marca de agua o no te entrega nada. Preguntad esto porque es muy importante saber lo que os vais a llevar.

10. Confianza
Por último, una vez elegido el fotógrafo (y videógrafo) confiad en ellos y organicéis juntos el pre-boda, los horarios, donde ir en las fotos de exteriores. Entablad una relación fluida porque de esa manera llegado el día de la boda habrá mucha más confianza entre ambos.

Siguiendo estos consejos es muy probable que la elección del profesional será la acertada.